Ellas son las chaluperas más famosas de Puebla

Los poblanos somos garnacheros de corazón y de eso no nos cabe duda, ya que no podemos resistirnos a los antojitos, especialmente las chalupas.Foto: Agencia Es Imagen para El Universal Puebla

Foto: Agencia Es Imagen para El Universal Puebla

Ni para qué negarlo, pues estamos seguros de que todos tenemos a nuestra chalupera de confianza.

Es por eso que hoy hemos decidido hacer un top de las 4 chaluperas más famosas de Puebla.

Chalupas del Jardín de Santa Inés

Doña Guadalupe Cuatle Moreno es la chalupera encargada de preparar las famosas chalupas del Jardín de Santa Inés.

Este puestito ubicado enfrente del templo de la Concordia, lleva más de 30 años vendiendo chalupas en esta zona.

Su sabor es tan inigualable, que es de las más visitadas por turistas.

Dónde: Calle 3 Sur 303, Centro Histórico de Puebla.

Chalupas de El Carmen

En el jardín de El Carmen siempre que hay fiestas patronales hay un puesto de chalupas que siempre está lleno de gente y no solo por su sabor, sino porque su chalupera es la más conocida de Puebla.

Doña “Lolis” es famosa por la preparación de las autenticas chalupas, las cuales están elaboradas de carne de res, cebolla y salsa roja.

Dónde:  Calle 16 de Septiembre, El Carmen.

Chalupas de El Parián

Las chalupas de Maricela Pérez son una verdadera delicia y es que todas las noches verás largas filas que esperan una o dos órdenes de chalupas.

Las órdenes comúnmente son de cinco y vienen apiladas unas sobre otras para mantener la temperatura durante el consumo.

Cabe destacar que a un lado de estas chalupas, están los famosos elotes y esquites de El Parián, así que también puedes matar dos antojos de un tiro.

Dónde: Calle 8 Norte, Centro Histórico de Puebla.

Chalupas de Paseo de San Francisco

Fundado en 1896, algunos  consideran este lugar como la cuna de las Chalupas Poblanas, donde la receta original de este platillo se ha transmitido por más de 5 generaciones.

Son elaboradas con pequeñas tortillas de maíz, bañadas en salsa verde o roja, acompañadas con carne de puerco, cebolla y manteca caliente para dar sazón.

Digamos que las chaluperas que iniciaron este negocio familiar fueron Doña Francisca y su madre, Doña Beatriz.

Dónde: Paseo de San Francisco 4, Barrio del Alto.