FAMILIAS EN PUEBLA AJUSTAN SU PRESUPUESTO PARA LAS OFRENDAS DE DÍA DE MUERTOS

A medida que se acerca el Día de Muertos en Puebla, las familias están reduciendo sus presupuestos para las ofrendas dedicadas a sus seres queridos fallecidos. En 2023, se prevé que las ofrendas más grandes y elaboradas oscilen entre los dos y tres mil pesos, ya que los precios de los productos básicos han aumentado, lo que ha llevado a compras más moderadas.

Durante un recorrido por la ciudad, se observó que las amas de casa están adquiriendo menos productos para sus ofrendas, buscando mantener la tradición sin gastar en exceso. Por ejemplo, Arlette Pavón mencionó que gastará alrededor de dos mil pesos para el altar dedicado a su abuelo, papá y tío. Aunque su abuelita solía crear ofrendas más elaboradas que costaban más de 10 mil pesos, Arlette ha optado por una versión más sencilla debido a los altos precios de frutas como las manzanas.

La señora Hortensia Castañeda, por su parte, compra flor de cempasúchil, copal, decoraciones, frutas y otros insumos para preparar los platillos favoritos de sus seres queridos. Aunque la cantidad de comida que prepara ha disminuido, ella enfatiza que lo importante es mantener las tradiciones y recibir a los seres queridos con cariño.

En el mercado, los precios de los productos varían, con plátanos a 16-20 pesos, mandarinas a 34-40 pesos, guayabas a 40 pesos, y hojaldras desde 25 pesos. Las calaveras de dulce tienen un precio de 12 a 22 pesos según el tamaño y el tipo de material, mientras que el papel picado se vende por cinco pesos y el copal desde 50 pesos.

A pesar de la reducción en los presupuestos, el espíritu de honrar a los difuntos y mantener vivas las tradiciones del Día de Muertos sigue siendo fuerte en Puebla.