MORENA CAMBIÓ LAS REGLAS DE LA POLÍTICA EN PUEBLA

En un acto revolucionario dentro del panorama político convencional, MORENA desafió la práctica del «dedazo» al nominar a Claudia Rivera Vivanco, una joven activista y defensora de los derechos, como su candidata para la alcaldía de Puebla en 2018. A diferencia de los partidos tradicionales, que solían elegir a sus candidatos sin considerar la opinión pública, MORENA demostró su compromiso con la democracia y la participación ciudadana.

Claudia Rivera, sin experiencia en la política convencional, se enfrentó a resistencias y escepticismo. Sin embargo, MORENA mantuvo su enfoque en la Cuarta Transformación liderada por Andrés Manuel López Obrador, basada en poner los intereses de la gente por encima de las maquinarias políticas.

Su elección marcó una ruptura en las viejas prácticas y destacó el deseo del partido de representar verdaderamente a la comunidad. Durante su mandato como alcaldesa, Claudia Rivera ha demostrado que la falta de experiencia política tradicional no es un impedimento para el liderazgo efectivo y comprometido.

El caso de Claudia Rivera Vivanco y su elección como candidata subraya la transformación profunda que MORENA impulsó en la política de Puebla. Cambiaron las reglas al priorizar la calidad del candidato sobre la antigua política de nominación. Este paso audaz abrió la puerta a una política más inclusiva y representativa, donde el compromiso y la visión importan más que el tiempo en la política.