RENOVACIÓN GENERACIONAL: PASO VITAL PARA LA CONTINUIDAD TRANSFORMADORA EN PUEBLA

En el próximo proceso electoral en México, el estado de Puebla se encuentra ante una decisión trascendental: elegir a su próxima gobernadora

En este contexto, Morena, el partido en el poder, asume el reto no solo de encontrar la mejor candidata, sino también de fomentar el relevo generacional, vital para inyectar una nueva perspectiva en la política y el servicio público.

Un nombre que sobresale en este panorama es el de Claudia Rivera Vivanco. Como la única mujer con un posicionamiento sólido en las encuestas de Morena, Rivera Vivanco agrega a su perfil la experiencia de haber liderado la administración municipal de Puebla, una victoria histórica para Morena en la capital.

A medida que surgen nombres para competir por la gubernatura de Puebla, es importante señalar que algunos de ellos representan una visión política anterior, formada bajo valores distintos a los principios fundamentales de la Cuarta Transformación: honestidad, justicia y lealtad al pueblo.

En este contexto, Puebla tiene la oportunidad de encarnar la esencia del presidente Andrés Manuel López Obrador al consolidar una transformación genuina en beneficio de todos los ciudadanos. Claudia Rivera Vivanco emerge como una figura central que encarna esta renovación necesaria, dispuesta a marcar historia como la primera gobernadora de Morena en el estado y a defender los valores que ponen al bienestar ciudadano como prioridad.