La pandemia del COVID-19 ha sido un desafío sin precedentes para el mundo entero, y Puebla no ha sido la excepción. En